Presentación

Nuestra Presentación

El director de Appul College, Óscar Llatas Arteaga, manifiesta que una de sus mayores preocupaciones es el monitoreo del trabajo planificado. Verificar que el material que se maneja es del más alto nivel y cumple las exigencias requeridas. Agrega que la institución educativa enfatiza en el excelente servicio educativo integral.

“Nos preocupamos por nuestros alumnos. Ellos son quienes nos representan ante la sociedad y por nuestra parte nos encargamos de formarlos en la práctica de los buenos valores”, menciona Llatas Arteaga, a la vez que añade que al alumno apulino se caracteriza por su mística de estudio, el amor hacia su colegio, el respeto hacia a los demás y la responsabilidad como ser humano y alumno.

Un punto importante en la formación del alumno apulino es la constitución de Escuela de Padres. A través de esta organización se contribuye en la educación del alumno y se mantiene involucrado al padre de familia. El padre de familia forma parte del trinomio de la educación: padre, hijo y profesor. Si uno de ellos falla, la educación no se desarrolla exitosamente.

Debido a esto Appul trabaja arduamente con los padres de familia a través de reuniones semanales en las cuales se informan a los padres sobre el nivel académico de sus menores hijos. Una vez a la semana los padres de familia tienen reuniones con los tutores de aula, donde además trabajan conjuntamente con psicólogos invitados y del propio colegio para desarrollar temas puntuales que brinden soluciones o den mejores luces a los alumnos.

El promotor de la I.E. Appul College, Jorge Calderón Mendoza, menciona que desde la creación del colegio han entregado toda su experiencia y empeño para que las cosas salgan bien. “Brindamos nuestro tiempo extra, nuestro cariño por la educación, nuestra abnegación. Ese es el perfil de todos los trabajadores de esta institución, desde el profesor hasta el personal administrativo”.

Calderón Mendoza agrega que una de las razones por la que el padre de familia confía en Appul College es por la exigencia de la educación y la formación moral que allí reciben. Al mismo tiempo que prestan mucha importancia a la práctica de las artes deportivas como fútbol, vóley y natación. Estas disciplinas ayudan a formar el carácter y el espíritu del alumno.